Empleo público

 

El Estado debe reorganizarse en unidades más pequeñas y horizontales orientadas al servicio público, sin que se afecte la planta de trabajadores, ni se vulnere su estabilidad laboral.

Los escenarios futuros harán necesarias estas nuevas estructuras para garantizar el bienestar humano.

Los trabajadores deben tener la opción de desarrollar su carrera en la administración desde sus fortalezas y con seguridad. Deben nombrarse dentro de los esquemas de planta permanente a aquellos empleados que prestan servicio con vínculos como los contratos de “locación de servicio” y otras modalidades de fraude laboral que emplea el Estado, que hoy es el principal empleador irregular.

Fuerza Humana.